Docenzia
Docenzia / Blog / Novedades formación / ¿Diseño o desarrollo de Videojuegos? Define tu perfil
22 Apr 2021

¿Diseño o desarrollo de Videojuegos? Define tu perfil

¿Diseño o desarrollo de Videojuegos? Define tu perfil

Una pregunta muy común que se nos hace al pedirnos información sobre la escuela es si hacer el curso de diseño o el curso de desarrollo. Y la verdad es que es una muy buena pregunta, con una respuesta muy clara: depende.

¿Y de qué depende?

De muchas cosas: de lo que te gusta, de cómo eres, de lo que quieres llegar a ser profesionalmente, de tus habilidades…

Empiezo por la última: si eres especialmente habilidoso con el dibujo, o con la programación si la has probado antes, o con el diseño en 3D… aprovéchalo, no todos tenemos talento para algo en concreto y que podamos aprovechar. Gabriel Batistuta, un jugador argentino de los 90, preguntado por si al llegar a casa veía sus partidos, dijo que no: él sabía jugar al fútbol, pero no le gustaba verlo. Solo tenía talento para ello y se ganaba la vida. Aprovéchalo.

Programadora de Videojuegos

Otra cosa es el cómo eres.

Por ejemplo, yo, el profesor de programación, soy una persona completamente robótica. Tengo muy poca creatividad, aunque algo tengo, pero es algo que dejo para los demás. Dejo poco a la emoción y mucho a la cabeza, mucho al análisis y poco a la improvisación. Mi perfil es completamente contrario a lo que es alguien que se dedica al arte, y cuando veo a mis compañeros hacer según qué cosas, me parece que estén lanzando un hechizo arcano.

Pero ojo, no por tener una mente creativa tienes que dedicarte al diseño y al revés: en la programación hay mucho de creatividad y en el diseño hay mucho de análisis.

Así que bueno, hay que, de nuevo, relacionarlo con qué te gusta.

Elige algo que te guste. No muchos tienen la suerte de poder dedicarse profesionalmente a algo que disfrute, la mayoría de la gente (según muchos estudios) simplemente ejerce de lo que le ha salido y le da dinero para poder vivir. Si tienes la suerte de poder hacer algo que realmente te guste y te interese, tendrás mucho ganado.

¿Y lo que quieres ser en un futuro?

Quizá pueda ser la parte que más se desconoce o que más nos preguntáis. Qué carrera podéis desarrollar haciendo un curso u otro.

Pues bien, con sus más y sus menos, porque al final podemos hacer de todo y para todo, la cosa sería así: si estudias diseño, podrías ser:

  • Modelador. Es decir, la persona que crea la “forma” de una figura en 3D.
  • Diseñador de niveles o level builder.
  • Rigger: creas los esqueletos en los diseños creados por el modelador para poder animar las figuras.
  • Artista conceptual: el arte que sirve para pasar de la imaginación del creador a la pantalla.
  • Animador: para darle movimiento al personaje.
  • Diseñador de personajes
  • Diseñador de texturas

Por el contrario si te quieres dedicar al desarrollo:

  • Programación de funcionalidades
  • Música y efectos
  • Inteligencia Artificial: el encargado de hacer que los personajes no jugadores actúen de forma realista
  • Programación de sistemas físicas: es decir, las reacciones a los choques, por ejemplo
  • Analista funcional: ¿es una funcionalidad creada por el game designer factible a nivel de desarrollo?

Y además, el campo entre campos: el game design, que queda un poco entre medio de todo.

Programador videojuegos

Si crees que ha llegado el momento de especializarte en cualquiera de ambos campos, estás en un buen momento: actualmente existen multitud de propuestas formativas (carreras, ciclos formativos, cursos, másters privados y oficiales, MOOC's) tanto en formato presencial como en formato elearning.

Aquí también será bueno que decidas cuál es el método que mejor se adapte a tus necesidades.

Si optas por lo online, la Escuela IDesigner, especializada en diseño y desarrollo digital, ofrece un abanico de cursos y másters orientados a acompañarte en tu aprendizaje entorno a los videojuegos, tanto en las áreas de diseño y creatividad, como en las más técnicas y de desarrollo.

Puedes consultarlos directamente desde aquí:

 

¿Y bien? ¿Qué opinas?